03 septiembre 2010

INVITADA DEL MES: LAURA ESCUDERO CUENCA



VUELO 1987


Laura Escudero Cuenca
Centro Municipal LA NAVE, espacio joven.



Empieza el nuevo curso (¡uno más!) y José Ángel me pide que escriba sobre participación juvenil cuando, paradojas de la vida, fue él quien me inició en esto de “participar” en aquellos tiempos en que ambos éramos aún más jóvenes… yo siempre un poco más…

Es una buena idea comenzar el curso reflexionando, me digo: de dónde vienes, adónde vas, para qué sirve lo qué haces, por qué lo haces, cómo lo haces…


Es sabido que nuestros actos, los más grandes y los más insignificantes, repercuten en la vida de los demás: que un grupo de jóvenes se organizara hace más de veinte años (¡!) para que la Casa de la Juventud de Puente Tocinos desembocara en el Centro Juvenil LA NAVE espacio joven, ha tenido consecuencias extraordinarias en la vida de much@s de nosotr@s. A saber dónde estaríamos si este Centro no se hubiera abierto en nuestra pedanía. Ni mejores ni peores. Seríamos otr@s. Distint@s.

La Nave viajaba cargada y nos trajo una serie de recursos materiales para desarrollar nuestras ideas, una maleta llena de valores y conocimientos y, sobre todo, unos tripulantes que siempre han marcado la diferencia. Y alegría, mucha alegría. Vaya un legado…


Los espacios son lugares inertes, vacíos, lo que los define es su “fauna”, y tanto la tripulación de La Nave como sus pasajeros, siempre han sido primera clase. Unos compañeros de viaje con los que podrías sobrevivir perfectamente si alguna vez este vuelo se estrellara en una isla desierta, Jacob no lo quiera…


Para sacar billete en este vuelo low cost, hay varias posibilidades: puedes comprar un económico pasaje trimestral para un curso de baile, guitarra, fotografía…; puedes viajar gratis con LaNave+Joven bailando break, jugando al tenis de mesa, practicando gimnasia artística… (es un vuelo temerario, sí); abonarte al viaje de los viernes: conciertos, teatro, exposiciones… (tú sí que sabes); navegar en la Red durante el vuelo desde nuestra sala de informática (aquí no hay interferencias que valgan); emitir tu propio programa de radio (por si te mareas y necesitas distraerte)…


Pero eso sí, la business class está reservada (siempre han existido clases, brother), la parte delantera del avión está ocupada, irremediablemente, por las Asociaciones Juveniles. No es que sus asientos sean abatibles y que puedan estirar las piernas, no, no se trata de eso, de hecho en ocasiones les tocará hasta barrer el avión, es que SIN ELL@S NO HABRÍA VUELO.


Las Asociaciones Juveniles son las que ponen esta nave del revés y dibujan piruetas en el cielo, las que imaginan un vuelo nuevo cada semana, las que hacen posible el despegue y el aterrizaje, las que deciden cómo nos sentamos, qué música bailamos durante el viaje y, sobre todo, qué lugar del espacio sideral vamos a visitar durante unas horas.


La tripulación sonríe, intenta mantenerse forever young, cruza los dedos para no necesitar ninguna bolsita de papel y se monta todos los días a las 17h en la bici esperando que estéis, que sigáis allí, que imaginéis aún, que contagiéis a otr@s, que este vuelo no se detenga nunca porque las consecuencias serían desastrosas. ¿Se abriría el cielo y nos partiría un rayo? Mmmmmm…, no, pero esta pedanía, este municipio, este trocito insignificante de mundo, sería un lugar un poco más triste, mucho más gris...


Una ciudad sin navepuerto no es lo mismo que una ciudad con navepuerto, está claro…


Así que esta reflexión está dedicada a l@s integrantes de todas las Asociaciones Juveniles por permitirnos volar.


Gracias Ecli.


Laura Escudero Cuenca

Centro Municipal La Nave espacio joven

lanave@ayto-murcia.es
http://www.informajoven.org/juventud/participacion/lanave.asp
¡LA NAVE también en Facebook!

9 comentarios:

Laura Escudero dijo...

Gracias a la Oficina de Participación Juvenil por pensar en mi...
Gracias Jose, Juan, Isa, Mayte.

Mark Renton dijo...

Que suerte tiene LaNave de contar con gente así, que sigue haciendo las cosas con tanto amor.
Graaande

josetemarco dijo...

Es una delicia ver como cada año, sin falta, La Nave inicia, como ha dicho Laura, su programa de vuelos hacia destinos inimaginables.
Gracias a todos los que ahora lo hacéis posible y a los que habéis estado antes.

Un abrazo.

José Luis.

Equipo de profesionales en materia de participación juvenil de Nivel 3 Gestión Sociocultural dijo...

Gracias a ti Laura por ilustrarnos de una forma tan imaginativa cómo se puede "volar" en este Centro Juvenil referente desde su puesta en marcha en 1.987.
Los que hemos tenido la oportunidad de "embarcarnos" alguna vez que otra, sabemos que es un lugar especial, y ésto es debido a que allí confluyen cientos de personalidades diversas con el denominador común de ser personas activas y participativas.
Y gracias por resaltar la labor tan importante que hacen las asociaciones que allí participan y claro dentro de ellas los jóvenes que son los auténticos protagonistas de esta historia.
Por cierto, si como decías hay lugares que influyen en la vida de las personas, también hay personas como tú, que hacen factibles los sueños e ilusiones de estos jóvenes y colectivos que se sienten escuchados y arropados a la hora de exponer sus ideas.

José Angel

Equipo de profesionales en materia de participación juvenil de Nivel 3 Gestión Sociocultural dijo...

Gracias a ti Laura por este viaje imaginario y por “pilotar” con esa ilusión y entrega esa nave que es un referente en toda la Región.

Los que habéis estado al mando de la nave tenéis algo en común y es que además de disfrutar con vuestro trabajo, ponéis empeño y muchas ganas en vuestra labor. Y sabes?, vuestros actos también han repercutido en la vida de muchas personas, de muchos pasajeros y estoy segura que de una manera muy positiva!

Un abrazo y que siga volando!

Isabel Guerrero

Mayte dijo...

Doy la enhorabuena a toda la tripulación de esta nave tan especial por su trabajo e ilusión en cada una de las tareas en las que se embarcan, por asegurarnos a l@s jóvenes, asociados o no, un espacio donde poder dejar volar nuestra imaginación y donde siempre encontraremos apoyo y buenas ideas para llevar a cabo nuestros proyectos, por encontrar una amplia oferta de actividades apta hasta para las preferencias de los pasajer@s más exquisit@s... por todo esto y por lo que viene, gracias.

informajoven BENIEL dijo...

Este artículo me ha parecido muy interesante, divertido y creo que debería llegar a más lugares, por que merece la pena leerlo. hoy he terminado el día abriendo el blog de participación y al leerlo he volado con vosotros. Hoy me voy a mi casa reflexionando y pensando en lo importante que es para los jóvenes poder volar en esa nave.
Gracias y Saludos desde Beniel

Equipo de profesionales en materia de participación juvenil de Nivel 3 Gestión Sociocultural dijo...

Hola Laura, tarde pero aquí estoy. Me encanta tu paralelismo con el viaje (es lo que es), menos lo de lost porque soy de los que si cuando ví el último capítulo tengo a los guionistas delante, se lo explico. Bueno, vayamos al grano. Pues los he conocido a todos, los comandantes del vuelo, especialmente a Mari y a José Angel, ahora estás tú y creo que estás haciendo una labor fenomenal, y no era fácil recoger el testigo. Ojalá sigas volando mucho tiempo y llevando ese lugar a viaje tras viaje con muchos jóvenes montados que, al final, es lo importante.

Para nosotros, aunque estés allí, sigues siendo de las nuestras, por algo fuiste parte del equipo de organzación de Zona Joven en 2002,compartiendo trabajo con la actual directora de Juventud ¿Te acuerdas?

Un beso muy grande y que sigas.

PD: Espero que saques tiempo para leer y escribir.

Juan F. Berenguer

Laura Escudero dijo...

¡Hola Juan!
No había leido tu comentario.
Gracias por tus palabras.
En cuanto a Lost, soy de las que perdona la vida a los guionistas, pero ya lo hablaremos en directo :)
Por otro lado, también me siento parte de la familia Zona Joven y te incluyo entre aquellos "adultos" que me hicieron entender la Participación... ¡eres un referente!
Muchas gracias por todo, de verdad.
Besos,
Laura
PD. Debiera leer y escribir más... gracias por recordármelo siempre...